Make your own free website on Tripod.com
Trotamundos.
Viajar no es tan sólo moverse en el espacio. Más que eso, es acomodar el espíritu, predisponer el alma y aprender de nuevo. Ortega y Gasset

África será siempre la de la época de los mapas de la era victoriana, el inexplorado continente vacío con la forma de un corazón humano

Graham Greene

La web para los que viajan sin prisa
África en el Corazón

Zaire, el juguete de Mobutu.


Zaire es el país más corrupto de la Tierra, es el mundo al revés, donde debes tener más precauciones contra la policía y los militares que contra los ladrones, ya que estos sólo te robarán mientras que aquellos pueden liquidarte por simple placer. 30 años de dictadura implacable de Mobutu han afectado profundamente todos los niveles vitales de los zaireños. La geografía del este de Zaire está marcada por los lagos y la cadena montañosa del Ruwenzori, que la recorre de norte a sur; esta cadena montañosa alberga los últimos gorilas de montaña, en peligro de extinción, aunque los últimos años la población haya crecido gracias a la creación de parques nacional como el de Virunga y la persecución de los cazadores furtivos, conjuntamente con programas internacionales de protección a los gorilas de montaña.

Zaire obtuvo su independencia en 1960, pero tuvo que afrontar en sus primeros años graves problemas como el intento de secesión de la rica provincia mineral de Katanga en el norte y de Kasai en el sur, o los amotinamientos del ejército, que fueron aplastados por el coronel Joseph Mobutu, que en 1965 tomó el poder, asumiendo el nombre de Mobutu Sese Seko en 1972. La enorme diversidad étnica, con más de 200 tribus y 250 dialectos, además del tamaño del país, 3 veces el de España para una población de 40 millones, dificultan su gobierno, ya que Mobutu ha concentrado el gobierno local de las 21 provincias, que era muy autónomo, en sólo 8 provincias, que además dependen para todo del gobierno central en Kinshasa. 30 años después de la toma de poder por Mobutu, la situación económica y política del Zaire es de caos total; sospechosamente, la fortuna personal estimada de Mobutu se acerca al montante de la enorme deuda externa del país, aunque su situación actual es muy precaria, ya que ha perdido el apoyo de los Estados Unidos, que durante estos años han tenido a Mobutu como un aliado contra los experimentos socialistas de Tanzania y otros países de la zona.

Los intereses políticos y económicos en la zona son enormes, y Francia apoya a Mobutu para no perder su influencia frente a Estados Unidos. Sin embargo, parece que Francia apuesta por un caballo perdedor, ya que Mobutu, enfermo de cáncer y con su credibilidad perdida, ve como su ejército de tropas mal preparadas, que no cobra su salario desde hace años y que carece de moderno material bélico, corre con el rabo entre las piernas ante el avance del ejército guerrillero de Kabila, apoyado militarmente por Uganda y Ruanda, y sobre todo políticamente por Estados Unidos. Lo que es muy dudoso es que la más que probable victoria de Kabila lleve la democracia al Zaire ya que en la mitad que controla del país ha suprimido los partidos políticos y su historial de marxista reconvertido, entusiasta en los 70 del sistema chino y norcoreano, ponen su credibilidad demócrata en entredicho; las grandes multinacionales americanas han apostado claramente por él, incluso antes de su victoria, ya la empresa tejana American Fields ha firmado un contrato de 1.000 millones de dólares para la creación de una empresa mixta de explotación minera.
Para evitar problemas, decidimos dejar el camión en la parte ugandesa de la frontera, ya que nuestro objetivo, el Parque Nacional de Virunga, donde están los gorilas de montaña, se encuentra solamente a 10 km de la frontera. Por ello, cogemos del camión el equipo básico de campamento para 2/3 días, y después de cruzar la frontera sin problemas porque el guía ha deslizado un billete de 10 dólares con los pasaportes, contratamos los servicios de porteadores para llevar las tiendas de campaña; cuando vemos que muchos de ellos son niños que no llegan a 10 años, nos indignamos y comentamos que no deberíamos permitir esto, pero una vez más la economía real impera y si nosotros prescindiéramos de sus servicios, ese día no ganarán un dólar con el que alimentar a sus familias; de todas maneras, la visión de niños cargando con fardos de 15 kg. o con mochilas que les llegan hasta las rodillas me conmueve profundamente.

El recorrido lo realizamos parcialmente en noche cerrada, y me parece imposible que estos niños descalzos, cargados con pesados bultos, se puedan mover con tanta agilidad y sin tropezar continuamente como nos pasa a los demás. La noche se hace oscura, más bien negra como el azabache, y me guío siguiendo a estas pequeñas sombras fantasmales que se deslizan como gatos por la jungla. Llegamos al campamento agotados y en mi caso con una torcedura de tobillo por meter un pié en un agujero que por supuesto no he visto; estoy preocupado porque dentro de una semana voy a subir el Kilimanjaro y esto exige un estado físico óptimo. La mañana siguiente me despierta aliviado por cuanto el tobillo me duele menos, ha sido una simple torcedura y no un esguince como temía.

La luz del día nos permite apreciar toda la belleza del lugar en que estamos y que la noche anterior recorrimos en completa oscuridad, ya que estamos rodeados de hermosas montañas, son las estribaciones de la cadena del Ruwenzori o Montañas de la luna, uno de los lugares más fascinantes y enigmáticos de este planeta, y al mismo tiempo más inaccesible porque su elevado índice de humedad, con más de 320 días de lluvia al año convierten a estas montañas de más de 4000 metros de altitud en pistas de patinaje sobre barro que dificultan enormemente su exploración; en ellas los biólogos han encontrado especies únicas y, en general, cualquier planta tiene el doble de tamaño que en otras partes del mundo. Los senecios alcanzan aquí hasta 12 metros de altura, y las lobelias 1 metro; la hierba puede llegar a crecer 50 cm. En un día. Algunas cumbres están permanentemente cubiertas por la nieve, ya que el monte Stanley tiene 3 picos que superan los 5.000 metros y otras 7 son más altas que el Mont Blanc.

Las selvas del Ruwenzori poseen la mayor densidad de vegetación del globo; el tejado que forma la maraña de hojas y lianas sólo deja pasar el 10% de la luz, lo que explica en parte el gigantismo de su flora, también provocado por el continuo manto protector de las nubes que la protege de los rayos ultravioleta del sol. Otra razón está en que los grandes incendios que se producen en la época seca en las sabanas africanas producen una gran cantidad de ceniza que se deposita en los glaciares y varios meses después cae en forma de lluvia cuando éstos se derriten. La fertilización de las plantas no la realizan las mariposas, ya que a estas altitudes no pueden sobrevivir; son los soui manga, un pájaro de la familia de los nectarínidos, los que realizan la fecundación gracias a sus largos picos. El Ruwenzori es un elemento vital del equilibrio ecológico de la zona, que en época de lluvias retiene como una esponja la enorme cantidad de agua vertida que en otro caso provocaría inundaciones, liberándola en la época seca en el lago Albert, fuente del Nilo Albert, evitando las sequías que provocarían hombrunas. ¡Qué maravilloso equilibrio natural!
HOME
ESCRIBE
RELATOS

Música/Sonidos

Libros recomendados

Albúm de Fotos

ENLACES

InforNación.ONU. Información demográfica

Webcams. Cámaras en vivo

Información Viajeros. Ayuda para viajar sin prisa

Actualidad. Noticias sobre la zona.

El Clima. ¿Paraguas o bañador?

Seguridad. ¿Es segura la zona?

Sanidad. Recomendaciones sanitarias